La Cascada: Unión familiar, piscicultura, conservación del bosque y generación de energía limpia.

Eduar Fabian Parada Meneses y Sol Alexandra Lizcano Pabón son oriundos de los municipios de Cucutilla y Mutiscua, Norte de Santander, Colombia. Es una pareja joven, visionaria y emprendedora. Hicieron equipo, al culminar sus estudios profesionales, para forjar su negocio familiar llamado “Estación piscícola La Cascada”. Son un fiel reflejo de la capacidad de trabajo y el tesón de los nortesantandereanos. 

La Cascada es el resultado de la unión, el diálogo y el apoyo familiar, enfocado en desarrollar una actividad económica. La producción está ubicada en el municipio de Mutiscua, Norte de Santander. Por el arraigo y amor por el territorio, este cultivo de trucha ha sido articulado con la conservación del bosque y de las quebradas y nacimientos; siendo el agua limpia la materia prima, indispensable para el negocio.

Inició en el año 2015, con la construcción de la bocatoma, el desarenador y siete (7) estanques; para una producción de 400 a 500 kilos al mes, equivalente a 20.000 truchas. En 2022, contaban con veintinueve (29) estanques para una producción de 5 a 6 toneladas al mes; un inventario de 130.000 truchas. El método de estanques en forma de cascada permite la reutilización y aprovechamiento del agua y la oxigenación por gravedad.

Eduar, Sol y su familia, son un equipo

Sol es la encargada de manejar el personal que los apoya, gestionar las cuentas y el inventario del producto, y, Eduar dirige los aspectos de producción, calidad y manejo comercial. Tienen dos empleados fijos y, en la etapa de cosecha, logran dar empleo hasta 12 personas.

Como insumo importante en el proceso de producción, la energía eléctrica fue para ellos un caso de estudio. Se dedicaron a aprender sobre generación hidroeléctrica y a estudiar los caudales del río La Plata, que pasa por su predio. Luego de los análisis y asesoría de un joven estudiante, también de la familia, optaron por una turbina Kaplan para aprovechar la caída y flujo de agua. Así, un caudal de 20 litros por segundo es conducido a través de un tubo de cuatro (4) pulgadas hacia la turbina, generando un movimiento de energía mecánica en el eje, pasando luego al generador y transformándose en energía eléctrica. La energía es usada directamente en el proceso y el remanente es almacenada en baterías. Se generan 150 vatios/segundo. Con lo cual se mantienen los equipos básicos como: bombillos, tomas, selladora, televisión y máquina de moler alimento para los alevinos.

Esta familia lleva cuatro (4) años trabajando con la iniciativa miPáramo, enfocada en el mejoramiento de la calidad de vida y en la conservación del bosque y del páramo con familias campesinas. Esta iniciativa es apoyada por instancias públicas y privadas, entre ellas, por la cooperación suiza (COSUDE), en el marco del programa El Agua Nos Une. miPáramo ha proveído a La Cascada un acompañamiento para mejorar el proceso de producción y para fortalecer el negocio. Esto implicó aportes para las instalaciones, a fin de dar cumplimiento de la reglamentación de higiene, y una empacadora al vacío para mejorar la presentación del producto. Adicionalmente, se ha apoyado la comercialización con restaurantes. Eduar, Sol y su familia han sido líderes en miPáramo, conservando 0,7 hectáreas de bosque en su predio, como parte del Acuerdo Voluntario de Conservación.

Mensaje para familias emprendedoras

Siempre le he dicho a las personas que el futuro es el campo. Yo soy del campo, me gusta el campo y aquí están las oportunidades. Sí miramos, en las ciudades se evidencia el consumo y en el campo es donde se produce. Tengo una frase muy personal que quiero compartirles: El que produzca comida va ganado, porque ¿quién no come en este mundo?”

Viajé por miPáramo

La iniciativa miPáramo y sus beneficiarios contribuyen a la conservación del bosque altoandino, y así proteger los servicios ecosistémicos y mejorar los prácticas agrícolas en pro de lo seguridad hídrica de las comunidades.

Read More

Familia Jaimes Anteliz

Este lugar es muy bueno para cultivar, tenemos un gran bosque y dos nacientes. Dios nos bendijo con estas tierras mutiscuanas.

Read More